La piel es nuestro órgano más grande del cuerpo y comprende aproximadamente el 15% del peso corporal. Aproximadamente el 50% del ácido hialurónico en el cuerpo se encuentra en la piel. HA y colágeno son vitales para mantener las capas y la estructura de la piel:

  • El colágeno da a la piel su firmeza
  • El ácido hialurónico nutre e hidrata el colágeno

La dermis (nuestra piel) posee una red entramada de fibras de colágeno que se mueven fácilmente dentro de una sustancia viscosa constituida por ácido hialurónico que mantiene el colágeno húmedo e hidratado. Este proceso de lubricación permite que la piel se amolde a las alteraciones de forma y volumen que ocurren cuando se mueven los huesos y ligamentos. La piel se mantendrá joven, suave y elástica mientras contenga altas concentraciones de ácido hialurónico, que ayuda a mantener la piel saludable, de ahí que sea muy utilizado en tratamientos de belleza y en medicina estética.

El Ácido hialurónico desempeña un papel esencial en:

  • La hidratación de los tejidos, especialmente nuestra piel,
  • Aporta volumen a la piel.
  • Previene/reduce arrugas y líneas de expresión.
  • Ayuda en la regeneración de las articulaciones y tejido óseo.
  • Aumenta la fuerza y flexibilidad de huesos y tejidos blandos.
  • Funciona como un antioxidante,
  • Promueve la lubricación del sistema articular y conectivo, y
  • Produce una respuesta anti inflamatoria.

Paso del Tiempo

El cuerpo produce menos HA a medida que envejecemos, lo que contribuye a la flacidez de la piel, arrugas, y el deterioro de los cartílagos. Algunos alimentos contienen de forma natural HA, mientras que otros contienen nutrientes que estimulan su síntesis. Entre estos van a destacar los de origen animal, sobre todo si ingerimos las partes con piel y otros tejidos conectivos, los cuales están cargados de HA.

Deja un comentario si te gusto esta información. Quiero este producto